Síguenos

recarga inalámbrica de los vehículos eléctricos
15Abr, 22 15/04/2022Coches Eléctricos

Volvo Cars explica cómo encaja la recarga inalámbrica de los vehículos eléctricos en su imagen de marca, así como los vientos en contra de esta innovadora tecnología.

Los vehículos eléctricos podrían ofrecer importantes beneficios para el medio ambiente y la calidad del aire, pero sólo si se resuelve eficazmente el problema de la carga. El objetivo final es que la recarga sea tan cómoda y rápida como repostar gasolina o gasóleo; el problema es que la industria aún no lo ha conseguido. Los conectores vienen en varias configuraciones que sólo funcionan con determinadas estaciones de carga. Para los conductores que viven en centros urbanos, las oportunidades de recarga en la calle son escasas. Los largos cables tendidos a lo largo de las concurridas calles de la ciudad y las aceras abarrotadas pueden suponer un peligro para la seguridad y una monstruosidad.

La recarga inalámbrica de los vehículos eléctricos podría resolver algunos de estos problemas y está atrayendo a una lista cada vez mayor de grandes fabricantes de automóviles.

Carga inalámbrica de BMW

La recarga inalámbrica de los vehículos eléctricos de BMW permite transmitir la energía eléctrica de la red eléctrica a la batería de alto voltaje del vehículo sin necesidad de cables.

Solución a los problemas

Este método permite que los vehículos eléctricos se carguen simplemente aparcando sobre una plataforma en el suelo. La energía se suministra desde un sistema de resonancia magnética en el suelo; el vehículo aparca sobre el punto y toma la energía a través de un receptor incrustado en su estructura. Esta tecnología resulta especialmente atractiva para los vehículos de flota, como los taxis, ya que permite minimizar el tiempo de carga y optimizar el tiempo de funcionamiento.

Muchos inversores se sienten atraídos por el aspecto de la comodidad y están invirtiendo tiempo y dinero en ella. En la ciudad británica de Nottingham, nueve taxis eléctricos participan actualmente en una prueba de recarga inalámbrica de los vehículos eléctricos en un proyecto financiado por la Oficina de Vehículos de Emisión Cero (OZEV).

Los vehículos -una mezcla de taxis LEVC TX y Nissan Dynamo modificados- lucen una decoración especial para promocionar la marca WiCET (Wireless Charging of Electric Taxis), con el mensaje “Este taxi eléctrico se cargará de forma inalámbrica”. Para el proyecto, Sprint Power ha desarrollado un sistema de distribución eléctrica, un módulo de distribución de energía y un conjunto de arneses de alta tensión que permitirán a los vehículos recibir la carga inalámbrica.

Carga inalámbrica de BMW

“La tecnología de recarga inalámbrica de los vehículos eléctricos tiene claras oportunidades comerciales y de experiencia del consumidor, pero lo más importante es que podría ayudar a resolver algunos problemas de accesibilidad asociados a la carga de un vehículo eléctrico”, comenta Abdul Chowdhury, jefe de innovación de OZEV.

Carga inalámbrica del VE en el taxi

Las flotas de taxis y otras aplicaciones de alto kilometraje podrían encajar bien con la carga inalámbrica
En otro lugar del Reino Unido, la empresa local Char.gy está llevando a cabo una prueba de carga inalámbrica de 12 meses de duración con una flota de diez Renault Zoe EV modificados. El proyecto ha comenzado en Marlow, pero se espera que se extienda a otras nueve localidades del país.

Mas recientemente, la ciudad sueca de Gotemburgo anunció que pondría en marcha un nuevo proyecto piloto de recarga inalámbrica de los vehículos eléctricos de tres años de duración. El principal operador de taxis, Cabonline, gestionará una pequeña flota de taxis eléctricos Volvo XC40 Recharge que se cargarán de forma inalámbrica en las estaciones de la ciudad.

La perspectiva del fabricante de automóviles sobre la recarga de los vehículos eléctricos

Volvo es sólo uno de los grandes fabricantes de automóviles comprometidos con un futuro eléctrico. La empresa sentó un precedente cuando se convirtió en la primera gran marca de automóviles de gama alta en comprometerse con una cadena cinemática híbrida o totalmente eléctrica para toda su gama. Para 2025, espera que la mitad de sus ventas mundiales sean totalmente eléctricas. La perspectiva del fabricante de automóviles sobre la recarga de los vehículos eléctricos podría desempeñar un papel importante en esta visión.

carga inalámbrica para vehículos

Mats Moberg, Director de Investigación y Desarrollo de Volvo Cars, describe el proyecto piloto de Gotemburgo como “una buena forma de evaluar opciones de carga alternativas para nuestros futuros coches”. Los beneficios, en su opinión, incluyen una experiencia de usuario mejorada con una carga sin complicaciones, así como beneficios para la calidad del aire sin el desorden de cables y armarios eléctricos en las calles. También señala “la vida ilimitada y la alta durabilidad del equipo de infraestructura” como ventajas adicionales de una configuración inalámbrica. “Creemos que la recarga inalámbrica de los vehículos eléctricos encaja bien en la imagen de marca de Volvo”, reitera.

Cualquier invento relacionado con la pereza de la gente acabará triunfando

En este caso, la tecnología inalámbrica procede de Momentum Dynamics. Las almohadillas de carga están incrustadas en el pavimento a lo largo de ciertas paradas de taxi. El proceso de carga se inicia automáticamente cuando el Volvo XC40 aparca sobre una almohadilla. Los vehículos utilizarán la cámara 360 de Volvo para guiar a los conductores hasta la posición de carga. Sin embargo, se necesitarán adaptaciones adicionales para que los vehículos faciliten plenamente la aceptación de una transferencia de energía inalámbrica. “Es en gran medida una tarea de integración para encajar los nuevos componentes en el vehículo existente”, dice Moberg a Automotive World. “Se trata de adaptaciones mecánicas, térmicas, eléctricas y de software”.

Aunque este proyecto piloto en concreto se refiere a una flota de taxis, otros casos de uso podrían resultar adecuados para la recarga inalámbrica de los vehículos eléctricos, como las flotas de coches en general que acumulan un número considerable de kilómetros al año. “El tráfico de alto kilometraje puede beneficiarse debido a los mayores factores de uso”, subraya Moberg. En el futuro, los vehículos autónomos podrían requerir la capacidad de carga inalámbrica, ya que no hay conductor en el vehículo para enchufarlo. Algunas empresas, como BMW, se dirigen también a los consumidores particulares.

Perspectivas a largo plazo de recarga inalámbrica de los vehículos eléctricos

Varios actores, entre ellos fabricantes de automóviles como Nissan, BMW y Renault, llevan muchos años explorando la tecnología inalámbrica. De hecho, el programa piloto de recarga inductiva del BMW 530e fue nombrado Tecnología Verde del Año 2020 por Green Car Journal. Sin embargo, todavía no ha despegado de forma significativa. Los niveles de coste y un caso de negocio claro han resultado ser vientos en contra. Y también la falta de normas. “Antes, la falta de normas era un gran obstáculo”, dice Moberg. “La norma está ahora establecida para hasta 11kW, pero todavía no para cargar con mayor potencia”. En el piloto de Volvo, la potencia de carga inalámbrica será superior a 40 kW.

Carga inalámbrica de Volvo

Volvo Cars está probando una nueva tecnología de recarga inalámbrica de los vehículos eléctricos en Suecia.
En otoño de 2020, la Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE) finalmente esbozó el primer estándar global para la carga inalámbrica de vehículos eléctricos, SAE J2954, pero, como señala Moberg, solo cubre los sistemas de carga inductiva de hasta 11 kW. “La norma SAE J2954 de carga inalámbrica ofrece la libertad de hacer exactamente eso, de forma segura y automática”, dijo Jesse Schneider, presidente del grupo de trabajo SAE J2954, en el momento del anuncio. El grupo de trabajo había empezado a trabajar en las normas en 2007.

Durante los años transcurridos, el sector fue mejorando su eficiencia, y la tecnología llegó finalmente al punto en que los sistemas con una distancia al suelo de 10 pulgadas podían alcanzar un 94% de eficiencia entre la red y la batería.

Con las normas ya establecidas, es probable que el interés aumente y que los desarrollos cobren impulso. Todavía hay muchas incógnitas, como la opinión de los usuarios sobre la experiencia. En eso podrían ayudar los proyectos piloto en curso. “El proyecto recientemente lanzado en el marco de la iniciativa Gothenburg Green City Zone nos informará sobre las experiencias de aceptación de esta tecnología por parte de los conductores”, señala Moberg. “Hacemos esto para aprender y basaremos las posibles decisiones futuras en las experiencias que obtendremos con este proyecto”.

Lo mismo harán otros. Por ahora, muchos actores del sector siguen considerando la tecnología de la recarga inalámbrica de los vehículos eléctricos como un interesante ejercicio académico que sigue siendo demasiado inmaduro para prestarle mucha atención. El proveedor de recarga finlandés Kempower entra en ese grupo, pero su director ejecutivo, Tomi Ristamäki, admite que tiene potencial a largo plazo, sobre todo por su comodidad. “Cualquier invento relacionado con la pereza de la gente acabará teniendo éxito”, dice Ristamäki.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola, 👋 ¿Podemos ayudarte?