Síguenos

Recarga de vehículos eléctricos
29Sep, 21 29/09/2021Coches Eléctricos

Con el inicio de la administración de Joe Biden, Estados Unidos avanza a toda máquina en materia de energías renovables y recarga de vehículos eléctricos en todos los ámbitos. Además de ordenar a la Agencia de Protección del Medio Ambiente y al Departamento de Transporte que endurezcan las normas de eficiencia de los combustibles, el Presidente Biden ha hecho del apoyo a los vehículos eléctricos una prioridad absoluta, ampliando los créditos fiscales a los consumidores para la compra de vehículos eléctricos y ordenando que toda la flota federal de vehículos se convierta en eléctrica.

Biden se toma en serio esta iniciativa, y es probable que las ventas de vehículos eléctricos aumenten. Sin embargo, en Estados Unidos, los vehículos eléctricos representan actualmente sólo el 2% de las ventas totales de vehículos. Es un aumento significativo respecto a hace unos años. ¿Pero qué pasa con otros países? ¿Cuál es la situación del mercado mundial de los vehículos eléctricos?

Aumento masivo de las ventas de vehículos eléctricos

Las ventas mundiales de vehículos eléctricos experimentaron un crecimiento sustancial en 2020, con un aumento del 39%. Esto es especialmente notable para un año en el que las ventas globales de vehículos de pasajeros cayeron un 14%. Un informe de Canalys afirma que las ventas de VE alcanzaron los 3,1 millones en 2020 y prevé que esa cifra se acerque a los 30 millones en 2028. Además, el informe predice que en 2030 los vehículos eléctricos representarán casi la mitad de las ventas mundiales de vehículos. La demanda de vehículos eléctricos existe, pero es sólo una parte de la ecuación.

Recarga de vehículos eléctricos y como mantener los VE en movimiento

Vender vehículos eléctricos es una cosa. Otra cosa es asegurarse de que hay suficientes estaciones de carga para mantenerlos en la carretera. La revolución de los vehículos eléctricos sólo llegará hasta donde lo permita la red mundial de estaciones de carga, lo que significa que el indicador clave no son las ventas de vehículos eléctricos, sino la rapidez con la que los países y sus gobiernos preparan sus redes para la demanda de energía de esos vehículos. El número de estaciones públicas de recarga de vehículos eléctricos en todo el mundo superó el millón en 2020, lo que lo convierte en un año histórico.

Facilitar la localización de las estaciones de carga

Tan importante como disponer de estaciones de recarga es asegurarse de que los conductores puedan encontrarlas. Sudáfrica, la Unión Europea y los Estados Unidos han puesto en marcha aplicaciones de mapas en vivo para que los conductores se sientan más seguros a la hora de recorrer largas distancias en vehículos eléctricos. Se trata de una medida acertada, ya que la gente está acostumbrada a buscar las gasolineras y el mundo aún no es 100% eléctrico.

coche de gasolina o uno eléctrico

Europa se organiza

En febrero de 2021, la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles aconsejó a la Unión Europea que se establecieran objetivos vinculantes para tener un millón de estaciones de recarga de vehículos eléctricos en 2024 y tres millones en 2029.

En una carta redactada conjuntamente por el grupo de consumidores BEUC y el grupo de Transporte y Medio Ambiente, la ACEA afirma que, aunque el endurecimiento de las normas sobre emisiones y las subvenciones fiscales para los vehículos eléctricos son un paso en la dirección correcta, la transición hacia la plena adopción de los vehículos eléctricos se ve frenada por la actual falta de estaciones de recarga públicas. Según las estadísticas del sector, la Unión Europea contaba con 224.538 estaciones de recarga públicas plenamente funcionales, a finales de 2020.

Los límites de un sistema no unificado

Aunque los avances recientes y previstos de Europa en materia de infraestructuras para vehículos eléctricos son alentadores, aún queda mucho camino por recorrer. La tecnología de recarga de vehículos eléctricos sigue evolucionando, lo que significa que aún no está estandarizada.

La variación de marcas y tipos de estaciones no se tiene en cuenta en las cifras totales, pero esa variación importa mucho cuando se intenta que millones de personas conduzcan vehículos eléctricos y esos conductores no pueden estar seguros de cuándo encontrarán una estación de carga compatible. Sencillamente, cuanto antes se estandaricen las estaciones, antes se convertirán los vehículos eléctricos en la norma.

A partir de 2017, la empresa con sede en Alemania IONITY se propuso abordar este problema. Respaldada por BMW, Ford, Hyundai y Volkswagen, la misión de IONITY es lograr la mayor compatibilidad posible entre los VE para que los residentes de la UE puedan conducir con confianza en cualquier lugar del continente.

Red abierta frente a estaciones de carga de red cerrada

Una empresa como Tesla se centra en la creación de nuevos modelos de vehículos eléctricos y de una infraestructura de carga propia que funciona en una red de software cerrada, en lugar de ampliar el acceso general a la carga para los propietarios de vehículos eléctricos. Las redes abiertas significan que los propietarios pueden elegir entre más proveedores, que más conductores pueden utilizar las estaciones de carga y que el mantenimiento y las actualizaciones del sistema son más fáciles de implementar con el tiempo. Para una transición a gran escala hacia el uso del VE, las redes de software abiertas son el camino a seguir.

Asia experimenta un aumento significativo

Para 2027, se prevé que el mercado mundial de estaciones de recarga de vehículos eléctricos alcance las 30.758 unidades, frente a las 2.115 de 2020. La demanda promete ser mayor en la región de Asia-Pacífico durante ese tiempo. La región alberga a China e India, los dos países más grandes del mundo por población, y ambos son también dos de las economías de más rápido crecimiento. Tienen grandes clases trabajadoras que necesitan un transporte asequible, lo que puede hacer que Asia tenga la mayor cuota de mercado de vehículos eléctricos.

adopción de los coches eléctricos

Australia sigue el ritmo

El aumento mundial de las compras de vehículos eléctricos se refleja también en el mercado australiano. Según el Brisbane Times, las ventas de VE se triplicaron en 2019, pasando de 2.216 a 6.718, y en el primer semestre de 2020 se vendieron otros 3.226 VE, de nuevo a pesar de la caída general de las ventas de vehículos.

Además, se han realizado amplios esfuerzos para que la red de estaciones de recarga sea amigable para los conductores, con énfasis en la infraestructura de las autopistas. En 2016 se inició un proyecto para construir estaciones a lo largo de toda la costa de Queensland. En la actualidad hay 31 estaciones en funcionamiento, y otras 42 previstas por Evie, uno de los principales actores privados en el mercado de recarga de vehículos eléctricos de Australia.

Canadá añade incentivos

El primer trimestre de 2020 supuso un claro aumento de las ventas de vehículos eléctricos en Canadá, pasando del 3% al 3,8% del total de ventas de vehículos. Estas cifras se redujeron en el segundo trimestre, un efecto que se atribuye en gran medida al COVID-19, que tuvo a todo el país bloqueado y ralentizó la economía.

Sin embargo, incluso antes de la pandemia, se informó de que Canadá esperaba no alcanzar su primer objetivo de ventas de vehículos eléctricos fijado para 2025. El gobierno está estudiando la posibilidad de ampliar un programa de reembolso en efectivo para los clientes que compren vehículos eléctricos, e incluso se está considerando la posibilidad de establecer un mandato para los coches eléctricos.

Según las estadísticas del gobierno canadiense, actualmente sólo hay unos pocos miles de estaciones de recarga de vehículos eléctricos en todo el país. Hay que tener en cuenta que Canadá tiene aproximadamente una décima parte de la población de EE.UU. y que el 90% de esa población vive a menos de 160 km de la frontera sur, lo que significa que es posible que nunca se necesite una infraestructura para vehículos eléctricos a la escala que tendrán otros países.

Estados Unidos experimenta un aumento de la demanda

Las ventas de vehículos eléctricos en Estados Unidos han aumentado considerablemente en los últimos años. Esto se debe, en gran medida, a la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos existente, que ha precedido a la demanda de vehículos.

En febrero de 2021, el número total de estaciones de recarga públicas en Estados Unidos era de 40.582, la mayoría de ellas (casi 32.000) en California. Esto sitúa a Estados Unidos muy por detrás de China y Europa por el momento.

Las ventas de vehículos eléctricos en EE.UU. han aumentado considerablemente en los últimos años. Esto se debe en gran medida a la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos existente, que precedió a la demanda de vehículos. En febrero de 2021, el número total de estaciones de recarga públicas en Estados Unidos era de 40.582, la mayoría de las cuales (casi 32.000) se encontraban en California.

Y ahora llegarán al mercado más y más vehículos eléctricos, especialmente a través de uno de los mayores fabricantes de automóviles de Estados Unidos apostando por un futuro con vehículos eléctricos. General Motors ha anunciado recientemente que construirá 30 nuevos vehículos eléctricos de aquí a 2025, y que eliminará por completo los coches que requieren combustible fósil de aquí a 2035. Dentro de cinco años, se prevé que el 40% de los modelos de GM funcionen con baterías.

Mirando al futuro

Si está pensando en instalar una estación de recarga para vehículos eléctricos, hay muchos factores a tener en cuenta. Independientemente del tipo de propiedad que posea o de la escala de su proyecto, Smart wallboxes tiene los recursos para ayudarle a alcanzar sus objetivos. Póngase en contacto hoy mismo.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola, 👋 ¿Podemos ayudarte?