Síguenos

Recarga de coche eléctrico V2G y V2H
03Ago, 22 03/08/2022Coches Eléctricos

El futuro de la movilidad sera eléctrico, es algo bastante obvio, pero ademas viene acompañado de otras tecnologías como es la recarga de coche eléctrico V2G y V2H, pero, ¿cuales son sus diferencias?

¿Qué es el vehículo conectado a la red (V2G)?

Una estadística que a menudo oye mucho es que la movilidad eléctrica se está convirtiendo rápidamente en la nueva norma, y cada día son más los conductores que se pasan a la conducción eléctrica. Según nuestra investigación, la gran mayoría de los conductores de vehículos eléctricos adoran la comodidad de cargar su coche en casa, y casi un porcentaje igual de conductores de vehículos eléctricos ponen la eficiencia energética en la parte superior de su lista de deseos al comprar una estación de carga de vehículos eléctricos.

cambiar a un coche eléctrico

No es de extrañar que cada vez más personas se interesen por las posibilidades que ofrece la carga inteligente de los vehículos eléctricos, un conjunto de características inteligentes que pueden optimizar la experiencia de carga del coche.

Aunque la popularidad actual del coche eléctrico es innegable, su batería todavía se considera más un lastre que un activo. Pero, ¿qué pasaría si la batería del coche no se limitara a consumir energía, sino que pudiera convertirse en un almacén y ser una fuente de la que extraerla?

Esto será posible con las funciones de recarga inteligente que se están desarrollando actualmente: la recarga de coche eléctrico V2G y V2H. Estas nuevas tecnologías son muy prometedoras, ya que tienen el potencial de reformar el funcionamiento de nuestras redes eléctricas y el uso de nuestros vehículos.

Pero también hay muchas incógnitas. En este artículo se explica qué son exactamente las tecnologías “vehicle-to-grid” y “vehicle-to-home”, y cómo podrían beneficiarse los propietarios de viviendas.
Normalmente se pasa por alto que un coche pasa sólo el 4% de su tiempo de conducción, por término medio. En otras palabras, los coches están aparcados el 96% del tiempo restante.

Esto significa que los coches están en su mayoría sin usar durante la mayor parte del día.

BMW i3 aparcado

Aquí es donde puede ser útil la recarga de coche eléctrico V2G y V2H. A diferencia de los coches con motor de combustión interna, los vehículos eléctricos tienen una gran batería que puede almacenar una cantidad significativa de energía.

¿Y si se pudiera utilizar esa capacidad de la batería para almacenar energía de la red y proporcionar energía adicional para equilibrar las fluctuaciones en el uso de la energía?

La tecnología Vehicle-to-grid (V2G) desbloquea el almacenamiento de las baterías de los vehículos al permitir la carga bidireccional entre un vehículo y la red. En pocas palabras, V2G permite que un vehículo eléctrico devuelva temporalmente energía a la red, en función de la demanda de electricidad en un momento determinado.

Se trata de una gran ventaja para los proveedores de energía, que pueden utilizar el almacenamiento de las baterías de los VE para satisfacer los picos de demanda de electricidad sin tener que aumentar la generación de electricidad. También es una herramienta crucial para suavizar las fluctuaciones en la generación de energía renovable, compensando los momentos en los que el sol no brilla o el viento no sopla.

¿Por qué es importante la recarga de coche eléctrico V2G y V2H?

A medida que la movilidad eléctrica crece y evoluciona, la red eléctrica tendrá que adaptarse al aumento exponencial del número de vehículos eléctricos que necesitarán ser cargados, tanto por los consumidores individuales como por las flotas comerciales. La conversión del vehículo en red ayuda a desplazar la carga de las redes proporcionando una reserva temporal de energía que puede devolverla a la red para suavizar los picos de demanda.

¿Por qué debería utilizar mi VE como fuente de energía para la compañía distribuidora de electricidad?

Aunque las compañías distribuidoras pueden beneficiarse del V2G, no son los únicos. Los propietarios de los vehículos también pueden beneficiarse del hecho de devolver la energía a la red, de múltiples maneras.

Por un lado, como conductor de un VE, podrías beneficiarte directamente de los incentivos de tu compañía eléctrica o de las distribuidoras. Por ejemplo, podrías ser compensado por la energía que devuelves a la red u obtener un descuento en tu tarifa eléctrica por utilizar el V2G.

En segundo lugar, cuantos más conductores de vehículos eléctricos acepten devolver energía a la red, más fácil será para las distribuidoras satisfacer los picos de demanda. De este modo, gracias a la recarga de coche eléctrico V2G y V2H pueden minimizar las grandes inversiones en infraestructuras y equipos más potentes, lo que, a su vez, puede ayudar a mantener asequibles los contratos de energía.

¿El V2G ahorra costes?

Sí, o al menos puede serlo. En muchos países, las compañías eléctricas cobran tarifas más altas durante las horas punta, cuando la demanda es mayor y la compañía necesita aumentar la producción de electricidad. Durante estos picos, el V2G puede ser una herramienta crucial para reducir la carga de la red al actuar como una solución de almacenamiento distribuido, reduciendo la cantidad de generación de electricidad necesaria y, por tanto, los costes de electricidad.

¿Ya está disponible el V2G?

Quizás te preguntes, entonces, si el V2G tiene un potencial tan bueno, ¿está ya disponible? La respuesta es no, al menos no de forma generalizada. Hasta ahora, la mayoría de las instalaciones de V2G están todavía en fase piloto o son proyectos a pequeña escala diseñados para alimentar un local o una instalación. Aun así, el interés por la nueva tecnología ha crecido rápidamente en los últimos años, y actualmente hay 103 proyectos sobre la recarga de coche eléctrico V2G y V2H en 24 países diferentes.

Entre los ejemplos más destacados está el Johan Cruijff Arena de Ámsterdam, sede del AFC Ajax, que permite a sus visitantes contribuir activamente al suministro de energía del estadio con sus vehículos eléctricos, integrando de forma inteligente sus coches en la red eléctrica del estadio.

Otra colaboración de Nissan y el Imperial College de Londres puso de manifiesto la posibilidad de reducir las emisiones de CO2 en 243 g por kilómetro y generar un ahorro anual de hasta 1.250 libras (1.450 euros) para los conductores de vehículos eléctricos.

En 2022 se han publicado normas para comunicar y negociar los flujos de energía entre los coches y las estaciones de carga. Esto podría acelerar la implantación de la carga bidireccional. Sin embargo, la legislación y la normativa fiscal aún están en desarrollo y el V2G está todavía muy lejos de la adopción masiva.

¿Qué es el vehículo conectado a casa o V2H?

El concepto de Vehicle-to-home (o V2H) es bastante similar al de vehicle-to-grid. La diferencia es que con el V2H, la energía se utiliza para alimentar una casa en lugar de ser devuelta a la red.

cargadores bidireccionales

La conversión del vehículo en el hogar da a los propietarios el control sobre su uso de la energía, permitiéndoles trasladar parte de la energía que utilizan de la red a las horas de menor consumo, cuando los precios de la energía son más bajos.

Para ilustrar esto, considera una situación en la que estas en casa, tu coche eléctrico se está cargando en la entrada en un Wallbox y estas haciendo algunas tareas en la casa. Tienes muchos electrodomésticos encendidos y consumes una gran cantidad de energía de la red. Con la tecnología V2H, podrías utilizar parte de la energía almacenada en tu vehículo eléctrico para alimentar tus electrodomésticos, reduciendo así el consumo de energía de la red.

Una vez que hayas terminado y los electrodomésticos estén apagados, puedes reponer la batería de tu coche con electricidad de la red por la noche, aprovechando los precios más bajos fuera de las horas punta. De este modo, puedes reducir directamente tu factura energética al trasladar parte de la energía utilizada cuando hay tarifas más baratas.

Esto puede ser muy beneficioso, ya que la demanda máxima en un hogar medio es de unos 3-4 kW. En general, con la batería del coche se podrían hacer funcionar los electrodomésticos de la casa entre 12 y 20 horas.

Además de ahorrar dinero, el V2H es también una forma de evitar las sobrecargas, ya que proporciona una fuente de energía adicional si la demanda de electricidad supera la capacidad que puede suministrar la red. También puede actuar como fuente de energía de reserva en caso de apagón, permitiéndote mantener tu casa alimentada sin necesidad de un generador o una batería de almacenamiento.

¿Mi VE estará siempre completamente cargado con V2H?

Como es lógico, una de las principales preocupaciones con el V2H es el nivel de la batería de su VE, ya que su uso como fuente de energía drena parte de la energía de la batería.

Como ya se ha mencionado, un VE no se utiliza la mayor parte del tiempo: por tanto, hay una gran parte del día en la que el coche puede proporcionar energía sin que te des cuenta. Por ejemplo, supongamos que vuelves a casa del trabajo por la noche y no sales de casa hasta el día siguiente. Podrías utilizar fácilmente tu VE para suministrar energía a tu casa durante la tarde y sólo empezar a cargarlo después de, digamos, la medianoche. Con las velocidades de carga actuales, se despertaría con la batería llena.

Todo esto sin mencionar que la gran mayoría de los desplazamientos diarios son mucho más cortos que la autonomía de un VE moderno, lo que significa que probablemente no se necesitaría una batería llena todos los días.

La recarga de coche eléctrico V2G y V2H y los paneles solares

El V2H puede mejorar aún más el uso de la energía de tu hogar si generas tu energía, por ejemplo, con paneles solares. Por sí solos, los paneles solares sólo generan energía cuando brilla el sol, lo que puede no ser durante las horas en las que se consume más energía. Por ejemplo, es posible que consumas más electricidad por la noche al hacer la cena, después de que el sol se haya puesto.

Con el sistema “del vehículo a la casa”, puedes almacenar la energía renovable que generas utilizándola para cargar tu vehículo eléctrico durante el día y luego utilizar parte de esa energía por la noche para satisfacer tus necesidades de electricidad. De este modo, tu coche alimenta tu casa por la noche y no necesitas comprar -o puedes comprar menos- electricidad a tu proveedor.

Cargar un coche eléctrico con energía solar en casa

Por supuesto, siempre puedes establecer un nivel de batería límite para asegurarte de que tu vehículo eléctrico mantiene una carga suficiente para el día siguiente y nunca utiliza más energía de la que quieres para tu casa.

¿Está ya disponible el V2H?

En realidad no, pero está llegando y algunos fabricantes han empezado a ofrecerlo. Por ejemplo, el Kia EV6 y él Nissan Leaf.

Sin embargo, las características de carga bidireccional de los ejemplos mencionados sólo funcionan con sus modelos, estaciones de carga y software. Los retos normativos y la falta de protocolos y tipos de conectores de carga bidireccional estándar para los vehículos eléctricos afectan a su implantación. Esto está actualmente en desarrollo y, si tuviéramos que adivinar, esperamos que la V2H esté ampliamente disponible en los próximos 3-5 años.

¿Son seguras la V2G y la V2H para la batería?

Una preocupación importante con cualquier batería, pero especialmente las de los vehículos eléctricos, es su longevidad. Es comprensible que los conductores quieran que sus vehículos les duren muchos años, y un aspecto crucial es el rendimiento de la batería.

Como muchos otros componentes, la batería de un VE se desgasta con el uso: con cada ciclo de carga, la batería se degrada ligeramente, lo que, con el tiempo, puede reducir la cantidad de energía que puede contener y, por tanto, la autonomía del coche. Sin embargo, la velocidad a la que esto ocurre es increíblemente baja: se calcula que la pérdida de capacidad de la batería de un vehículo eléctrico es de apenas un 2,3% al año. Esto significa que un VE con 240 km de autonomía inicial sólo perderá unos 27 km de autonomía accesible tras cinco años de uso.

En la práctica, mantener una batería completamente cargada y sin usar durante mucho tiempo es peor para su longevidad que el uso regular y cotidiano. Por eso la mayoría de los fabricantes recomiendan mantener el nivel de la batería entre el 20% y el 80% para mantener una eficiencia óptima.

Las pequeñas cargas y descargas, como las que se realizan a través de la tecnología del vehículo a la red, también son menos perjudiciales para la batería que la conducción. Esto se debe a que la intensidad de energía que se produce al conducir un vehículo eléctrico calienta más la batería que una carga menor y constante de carga y descarga, y el calor es uno de los principales factores de degradación de la batería.

Dos estudios han confirmado esto, analizando la degradación de la batería de un vehículo eléctrico cuando proporciona energía a la red utilizando V2G. Descubrieron que utilizando un algoritmo inteligente que controlaba la carga, no se producía una pérdida adicional significativa de la capacidad de la batería en comparación con la conducción típica.

¿Cuál es la diferencia entre V2X, V2G, V2H y V2B?

Además de V2G y V2H, es posible que hayas oído otras siglas como V2X, V2I, V2P o V2B. Antes de que tu mente explote, muchas de las siglas no tienen nada que ver con la carga. Para aclarar la confusión, a continuación explicamos qué significa cada una de ellas.

Vehículo a todo (V2X) es un término utilizado para describir el concepto general de un vehículo conectado a su entorno. Además del aspecto del almacenamiento de electricidad, V2X se relaciona generalmente con un sistema de conexión que mejora la seguridad de la conducción. En ese sentido, incluye muchas declinaciones.

Por ejemplo, vehículo-infraestructura (V2I) es la comunicación entre un vehículo y la infraestructura circundante, como los semáforos y las señales de tráfico. La comunicación vehículo-peatón (V2P) y vehículo-vehículo (V2V) se refiere a la comunicación entre un vehículo y un peatón u otros vehículos, respectivamente.

Volviendo al aspecto del intercambio de electricidad, vehicle-to-building (V2B) se refiere al intercambio de electricidad entre un vehículo y un edificio, de forma similar a V2H, pero en ese caso se trata de una empresa o lugar de trabajo.

vehículos eléctricos de batería

¿Qué nos depara el futuro?

Aunque la tecnología V2G está todavía en sus primeras fases, puede convertirse en una característica esencial de la recarga de vehículos, debido a sus muchas ventajas tanto para los operadores de la red como para los conductores de vehículos. A medida que aumente el número de vehículos eléctricos en la carretera, las sociedades de todo el mundo tendrán que encontrar formas de gestionar eficazmente el uso de la electricidad y satisfacer la creciente demanda.

Para los propietarios de viviendas, la conexión del vehículo a la casa (V2H) permitirá gestionar fácilmente el flujo de electricidad en sus hogares, ganando independencia de los operadores de la red. El V2H también facilitará la producción de energía sostenible, permitiendo el almacenamiento y uso eficiente de la energía renovable por parte de una casa.

La recarga de coche eléctrico V2G y V2H es sólo una de las diversas funciones de carga inteligente que permiten a los usuarios gestionar la sesión de carga de su vehículo eléctrico y controlar la carga eléctrica dentro de una casa de forma inteligente.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola, 👋 ¿Podemos ayudarte?