Síguenos

Volkswagen ID4
16Feb, 22 16/02/2022Coches Eléctricos

Echa un vistazo a los pros y los contras del Volkswagen ID4, un SUV familiar totalmente eléctrico, y descubre si es el coche para ti.

Volkswagen no consigue ganar el pulso con su ID4 en 2022, pero ese no era el objetivo del ID4. El SUV totalmente eléctrico de tamaño familiar sigue los pasos del hatchback ID3, mucho más compacto. El Volkswagen ID4 ofrece más espacio útil, tecnología avanzada a bordo, al tiempo que ofrece una conducción confortable y una autonomía mucho mayor. El ID4 no está exento de defectos, ya que el interior parece barato y anticuado y la tecnología de la pantalla táctil puede resultar muy frustrante.

Volkswagen se enfrenta a un futuro totalmente eléctrico con un despliegue constante de coches de cero emisiones bajo su nueva e innovadora sub-marca ID. El primer modelo totalmente eléctrico que se lanzará será el ID3, diseñado para ayudar a implementar la estrategia de la empresa de vender casi el 100% de los vehículos eléctricos para 2040.

¿Qué nos ofrece el Volkswagen ID4 y cuánto cuesta?

Desde el lanzamiento del ID4, sólo se ofrecía con un equipamiento fijo, con poca flexibilidad para especificar el coche a tu gusto. Sin embargo, Volkswagen vio rápidamente que este enfoque rígido no iba a gustar a muchos clientes, y ahora existe la opción de elegir el nivel de equipamiento y los extras adicionales.

El Volkswagen ID4 Pro es el modelo de entrada, seguido por la edición limitada y el Pro S. El ID4 Pro S se sitúa en el extremo superior de la lista de precios. Ahora se pueden adquirir muchos extras adicionales, como llantas de aleación de 20 pulgadas más grandes, un techo negro y una insignia exclusiva.

Con una batería de 52 kWh o 77 kWh y un único motor que impulsa las ruedas traseras, el Volkswagen ID4 con las opciones de batería más pequeñas está disponible con 146 CV o 168 CV. Aunque los que busquen un extra de potencia sin duda buscarán la batería de mayor capacidad y las variantes Pro Performance de 201 CV y Pro S de 295 CV.

Basta con echar un vistazo a la lista de precios del ID4 para darse cuenta de que Volkswagen pretendía que el ID4 tuviera un amplio atractivo ofreciendo un precio base de 36.000 euros, que parece mucho pero que es relativamente barato si se tiene en cuenta que sus rivales como el Ford Mustang Mach-E se vende por 49.000 euros y el Tesla Model Y ofrece un precio de partida de 64.000 euros. Teniendo en cuenta todo esto, el GTX, que es el modelo más alto de la gama cuesta 50.000 euros.

¿Por qué no deberías comprar el Volkswagen ID4?

Una de las grandes desventajas del ID4 es la pésima tecnología de la pantalla táctil, que incluso es lenta y se retrasa cuando es nueva, ¡no digamos cuando envejece! La pantalla táctil mejorada de 12 pulgadas del ID4 es extremadamente lenta para cargar y se retrasa al hacer selecciones. La configuración de la pantalla táctil también es demasiado complicada, por ejemplo, se necesitan dos botones distintos para cambiar el modo de conducción.

La capacidad de recarga rápida del ID4 viene de serie en todas las versiones del ID4, pero nunca se ha observado que alcance nada cercano al nivel en el que está clasificado. A pesar de un límite de carga declarado de 125 kWh, el total registrado fue de sólo 50 kWh, lo que no es ideal.

Interior ID.4

Además de la tecnología de la pantalla táctil y la velocidad de carga más lenta de lo prometido, los altos guardabarros delanteros poco convencionales pueden dificultar mucho la posición de la parte delantera, así que no tardará en mirar a su alrededor en busca de un sistema de cámaras de 360 grados que no está disponible en el ID4.

¿Qué hace que el Volkswagen ID4 sea una gran compra?

El frenado del Volkswagen ID4 se siente refinado en comparación con la dureza y la dejadez del frenado del Ford Mustang Mach-E, esto se debe a que el ID4 está equipado con frenos de tambor traseros en lugar de unidades de disco más propensas a la corrosión, lo que da un gran efecto. Superando a sus competidores, el ID4 ofrece una sensación de amplitud para su tamaño. Hay mucho más espacio disponible en la parte delantera y trasera del vehículo, así como más espacio para la cabeza; asimismo, el espacio de carga del ID4 es amplio para su longitud total, con los asientos traseros abatibles para acomodar aún más el almacenamiento.

Con la sensación de amplitud y comodidad del ID4, también está equipado de forma competitiva con una capacidad de recarga máxima estándar de 11 kw en un cargador de nivel 3 de 230 voltios. Y lo que la capacidad de 11 kw consigue, de media, son 54 kms de autonomía por hora de carga en casa, siempre que se disponga de un cargador de 32 amperios, o 35 kms con un sistema inferior de 30 amperios.

Conclusión

Bien, es seguro decir que el Volkswagen ID4 tiene muchas ventajas mientras que también tiene unas cuantas desventajas, incluyendo la tecnología pobre y anticuada, las dificultades para aparcar y una capacidad de recarga inferior a la prometida. A pesar de ello, el ID4 parece el SUV ideal para la familia, cuatro puertas, cinco plazas, un habitáculo espacioso, un gran maletero y un precio de partida razonable que grita “cómprame” a cualquier familia.

Parece que el ID.4 lo ha tomado todo de un crossover tradicional con motor de gasolina y lo ha empaquetado todo en un coche totalmente eléctrico de aspecto moderno con una autonomía decente.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola, 👋 ¿Podemos ayudarte?