Síguenos

recarga de vehículos eléctricos
22Oct, 21 22/10/2021Cargadores Coche Eléctrico

Un aspecto interesante de la recarga de vehículos eléctricos (VE) es cómo va a cambiar los modelos de negocio en términos del uso de la energía de los vehículos. En este artículo se analizan aspectos sobre las prácticas de recarga y su impacto, todo ello en el contexto de los vehículos eléctricos.

Según la Memoria Anual de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) en el 2020 había aproximadamente 11.602 estaciones de servicio en España. Casi todo el combustible que usan los consumidores se suministra a través de ellas. En la transición a los vehículos eléctricos, el modelo de las estaciones de servicio empieza a romperse. Aunque los puntos de carga rápida en las estaciones son importantes, el desgaste de las baterías por la carga rápida es considerable, y la energía suministrada a escala de megavatios probablemente requerirá un precio superior.

Recarga de vehículos eléctricos con Wallbox

La recarga de vehículos eléctricos es muy diferente. La experiencia hasta ahora sugiere que los consumidores buscan la comodidad. Así, el acceso en casa, en el trabajo o en entornos comunitarios entra en escena. Sigue siendo necesario contar con puntos de recarga rápida para apoyar la conducción de larga distancia, pero es probable que una parte sustancial de la energía se suministre de forma distribuida.

Los datos de las encuestas sugieren que sólo el 2,5% de los viajes en coche superan el doble de la media de 46,99 km diarios. La media no es especialmente útil (un coche que no satisface las necesidades del consumidor no será aceptado en el mercado), pero los datos sugieren que alrededor del 90% de la energía de los VE podría suministrarse a través de puntos de recarga de baja potencia o Wallbox. Anecdóticamente, a los propietarios de VE no les gusta el modelo de estación de carga, ya que buscan la comodidad. Esto sugiere que sólo un 10% de la energía de los VE con la que recargaran los propietarios de coches eléctricos procederá de las estaciones de carga rápida.

Los vehículos de los consumidores están aparcados la mayor parte del tiempo. Un modelo de estación de servicio no aprovecha esta circunstancia. Un VE aparcado tiene el potencial de ser un coche conectado: es decir, un paquete de baterías conectado a la red eléctrica con oportunidades de coordinación de carga, inteligencia interactiva y gestión dinámica de la energía.

Un coche conectado ofrece flexibilidad sobre cómo y cuándo se suministra la energía. Es interesante que el flujo de energía bidireccional no altere las cuestiones básicas: un sistema de “sólo carga” ofrece flexibilidad de tiempo y coordinación. La coordinación de los coches aparcados implica modelos de negocio para los agregadores de servicios. Por ejemplo, un aparcamiento en el centro de la ciudad que contenga muchos puntos de recarga podría ofrecer la regulación de la frecuencia y otros servicios a la red.

Este debate implica cuatro grandes conexiones comerciales para la futura recarga de vehículos eléctricos:

Estaciones de carga rápida.

Éstas suministrarían sólo un 10% de la energía total para la recarga de vehículos eléctricos si se generaliza la disponibilidad de puntos de carga de baja potencia. En el escenario de una autopista, cinco vehículos podrían buscar simultáneamente unos 100 kWh cada uno en 10 minutos, una tasa de 3 MW. Los costes de la energía tendrían que ser lo suficientemente altos como para recuperar los costes de la instalación de dicha infraestructura.


Carga en casa y en el trabajo

Una tienda, un restaurante o un hotel podrían ofrecer la recarga de vehículos eléctricos gratuita a los clientes, o una ciudad podría utilizar el acceso a la carga gratuita para atraer clientes a los distritos comerciales.
Una tienda que ofrezca tomas de corriente convencionales de 230 V a los clientes estaría entregando un nivel típico de aproximadamente 1,5 kWh por hora de conexión.

En un restaurante, una carga de dos horas supondría sólo 36 céntimos de energía a la tarifa media de 12 céntimos por kWh, por lo que los costes de infraestructura y la instalación serán los importantes a valorar. En casa o en el trabajo, 48 km de conducción con un nivel de uso aproximado de 6,44 km/kWh requiere un aporte de energía de 7,5 kWh al día, con un coste inferior a 86 centimos de euro al día.

Las estaciones de recarga rápida implican una gran potencia, y la coordinación con los operadores de la red y la infraestructura de la red de distribución será esencial. Los costes iniciales serán probablemente elevados, por lo que el bajo riesgo requerirá inversores bien financiados. Mientras haya pocos puntos de recarga rápida (como hoy), los fabricantes de vehículos podrían ser una fuente de inversión, pero probablemente no sea sostenible.

En un entorno doméstico, unas simples tarifas horarias pueden ser una solución muy valida. Los equipos de recarga de vehículos eléctricos actuales disponen de programación horaria y las bajas tarifas nocturnas pueden animar al conductor a fijar, por ejemplo, un horario de 0 a 5 de la mañana y ahorrar dinero recargando en horario de menor coste de la energía. En el trabajo, el mismo concepto podría fomentar la carga en horario diurno gracias a la energía solar y su instalación en las empresas.

Con una programación más flexible, un operador de red podría ofrecer una tarifa especial para vehículos eléctricos con precios bajos en la energía nocturna, precios bajos vinculados a la energía solar durante el dia y precios altos a última hora de la tarde y a primera hora de la noche. Un cliente motivado ahorraría en energía con una programación adecuada t adaptando sus hábitos.

Recarga de vehículos eléctricos en negocios

Algunos negocios podrían hacer de la recarga un servicio con pérdidas. El propietario de un negocio sensible a los costes podría utilizar un Wallbox de forma controlada, para que se active cuando el cliente acceda con una tarjeta RFID suministrada por el propietario del negocio previo pago de una cuota o servicio. En negocios como los hoteles, la instalación de infraestructuras de recarga es un reclamo para los conductores de vehículos eléctricos y sera de uso exclusivo para los clientes.

Puntos de recarga de vehículos eléctricos inteligentes y seguros

Para que los propietarios de VE apuesten por una carga domestica o en el puesto de trabajo y así evitar el prematuro desgaste de las baterías debido a la carga rápida es necesario contar con equipos Wallbox seguros y que sean capaces de monitorizar el estado de la carga y de la salud de las baterías. Los cargadores deben incluir una gestión activa de la seguridad, una protección contra los fallos de conexión a tierra y un sistema de comunicación, y deben cumplir los requisitos de los cargadores de a bordo instalados en los vehículos eléctricos. Debe haber capacidad de comunicación. Cuando se carga desde tomas de corriente no inteligentes, el cargador de a bordo puede tener que reducir la corriente para evitar sobrecargas, esto no es un problema usando un Smart Wallbox ya que ademas de recargar nuestro vehículo mucho mas rápido protegemos nuestra instalación eléctrica y la batería de nuestro vehículo.

En la actualidad, en España hay unos 7.407 puntos de recarga de vehículos eléctricos. Lo expuesto anteriormente -excepto en el caso de las estaciones de carga rápida- implica que las tomas de corriente convencionales o puntos de recarga tipo Wallbox deberían poder suministrar aproximadamente el 90% de la energía de los vehículos de los usuarios. La instalación de infraestructuras de recarga tipo Wallbox es una propuesta diferente a la instalación de puntos de carga de VE relativamente caros como los cargadores de carga rápida.

Las compensaciones económicas para los cargadores rápidos y los cargadores domésticos seguirán desarrollándose, ya que los cargadores rápidos son importantes para apoyar la conducción de larga distancia. Aunque el número de puntos de carga rápida siga creciendo, la disponibilidad de cargadores domésticos tipo Wallbox para la recarga de vehículos eléctricos es esencial para su adopción generalizada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola, 👋 ¿Podemos ayudarte?