Síguenos
tu vehículo eléctrico con el frío
11Ene, 22 11/01/2022Coches Eléctricos

El invierno ralentiza los procesos químicos en las baterías. ¿Que mantenimiento necesita tu vehículo eléctrico con el frio?.

Definitivamente es invierno, y como siempre, es importante asegurarse de que tu coche está bien preparado para los meses de invierno. Para la mayoría de nosotros, la lista de comprobación previa al invierno es bastante obvia: comprobar las luces, los niveles de líquidos, rellenar el limpiaparabrisas y el anticongelante, asegurarse de que los neumáticos están en buen estado y, tal vez, poner unas escobillas limpiaparabrisas nuevas, pero ¿qué pasa con los que ahora conducimos coches eléctricos?

Con el aumento masivo de las ventas de coches eléctricos en 2021 -de hecho, en las cifras actuales hay más de 8.000 nuevos coches eléctricos en las carreteras hasta ahora, y todos ellos están en su primer invierno. La gran pregunta a la que se enfrentan esos propietarios será: ¿cuánto se desplomará la autonomía de mi vehículo eléctrico con el frío?

La respuesta es: depende. Lo siento, pero no hay una ciencia exacta, pero hay algunas tendencias en las que podemos fijarnos. Todos los vehículos eléctricos tendrán una menor autonomía en invierno, por una combinación de la forma en que el frío afecta a la batería y por el simple hecho de que la calefacción estará más alta y durante más tiempo.

Química de la batería del vehículo eléctrico

El tema de la química de las baterías es inevitable, ya que se trata de ciencia básica. Aunque tendemos a pensar que las baterías son dispositivos eléctricos, lo que son es dispositivos químicos que generan corriente eléctrica. Cuando las temperaturas son lo suficientemente bajas, el movimiento físico de las sustancias químicas dentro de la batería, que liberan sus electrones para generar una corriente eléctrica, se ralentiza y, por tanto, se obtiene menos corriente. Esto significa que tu vehículo eléctrico con el frio consume más batería para obtener un determinado rendimiento, por lo que la autonomía se resiente, ya que se consume más energía de la batería en un momento dado. Esto obliga a recargar el coche más a menudo en las estaciones de carga sea en la via publica o en la plaza de parking a través de un Wallbox.

¿Cuánta autonomía se pierde? Pues, según la Federación Noruega de Automovilismo, alrededor de un 20%. De hecho, en 20 de los coches eléctricos más vendidos, la pérdida media de autonomía fue del 18,5%. No hace falta decir, sin embargo, que hay algunas variaciones en las cifras, y que los coches con mejor rendimiento en la prueba podrían sorprenderte.

En la prueba de la NAF, cada coche se condujo por multitud de carreteras, a velocidades de hasta 115 km/h y con temperaturas de seis grados bajo cero. El sistema de calefacción del habitáculo de cada coche se ajustó a una temperatura constante de 21 grados, y si el coche tenía asientos eléctricos delanteros, éstos se encendieron en su configuración más baja.

El modelo con mejores resultados fue el Hyundai Kona, que perdió apenas un 9% de su autonomía oficial WLTP total de 449 km, lo que le dejó con 405 km disponibles ese día. El SUV Audi e-tron quattro perdió entre el 13% y el 14% de su autonomía, dependiendo de si se trataba del modelo 50 quattro de menor potencia o del 55 quattro de mayor potencia.

El Tesla Model S perdió una gran parte de su autonomía, el 23% del total, pero con una enorme autonomía de 610 km WLTP, le sobraba rendimiento. El popularísimo Tesla Model 3 Long Range perdió un enorme 28% de su autonomía, pero, de nuevo, gracias a su gran autonomía inicial, aún le quedaban unos razonables 400 km.

¿El peor rendimiento? Por suerte, es un coche que no se vende aquí: el Chevrolet Bolt (probado en su forma efímera de Opel Ampera-E), que perdió el 30% de su autonomía por el frío.

¿Qué puedes hacer para minimizar las pérdidas de tu vehículo eléctrico con el frio? La mejor solución es cargar el coche por la noche en tu parking y utilizar el sistema de preacondicionamiento del habitáculo.

YouTube player

Según los consejos de Renault: “La posibilidad de precalentar tu vehículo eléctrico es una verdadera ventaja: cuando abras la puerta del coche, el habitáculo ya estará a una temperatura agradable y, lo que es mejor, no estarás disminuyendo la autonomía de tu vehículo. Si el preacondicionamiento se inicia mientras el coche está conectado a una fuente de alimentación, la energía necesaria para calentar el interior procederá directamente de la red eléctrica. Así, la autonomía de tu vehículo no se ve afectada, lo que te permite conducir con tranquilidad”.

Pero no se trata sólo de calentar el habitáculo. Mientras el coche está conectado a un Wallbox (cargador de coche eléctrico), parte de la energía que entra se puede utilizar para calentar la propia batería, ayudándola a alcanzar su temperatura “ideal” y haciendo que funcione de forma más eficiente una vez que empiece a conducir.

Renault también aconseja suavizar la conducción de tu vehículo eléctrico con el frio: “Con la llegada de la nieve, el hielo y la niebla, el invierno es el momento perfecto para probar un estilo de conducción ecológico. Cuanto más evites las paradas y los arranques bruscos, más ahorrarás la energía de tu batería. La anticipación será siempre tu mejor amiga cuando se trata de una conducción suave y también reducirá el consumo de energía de tu vehículo”. Un buen consejo para todo el año, en realidad.

La temperatura óptima de tu vehículo eléctrico con el frio

Según Charlotte Argue, del servicio de monitorización y telemática de vehículos GeoTab, existe una temperatura óptima para las baterías de los vehículos eléctricos, y ahora mismo no estamos ni cerca de ella.

“A temperaturas óptimas, los VE rinden más que su autonomía nominal, alcanzando un máximo del 115% a 21,5C. Por tanto, la mayoría de los propietarios de VE superan la autonomía nominal del vehículo en condiciones de temperatura máxima. Sin embargo, a medida que se sube o baja la temperatura, la pérdida de autonomía es evidente. A -15 C, los vehículos eléctricos con el frio pierden el 54% de su autonomía, lo que significa que un coche con una autonomía de 402 km sólo puede recorrer una media de 217 km”, explica Argue.

“No es una coincidencia que, en general, los viajes más eficientes se hicieran en días en los que la temperatura media exterior era de 21-22C. Resulta que ésta es la temperatura a la que nos gusta tener nuestras casas. Si entras en tu coche y la temperatura exterior es inferior a 20 ºC, es más probable que enciendas la calefacción; por encima de 22 ºC, probablemente encenderás el aire acondicionado. Conseguir que la temperatura del habitáculo sea similar a la de una casa consume energía de la batería que, de otro modo, podría haberse utilizado para mover el coche”.

La mejor solución para calentar el habitáculo una vez que estás fuera y en movimiento es una bomba de calor, y afortunadamente cada vez más vehículos eléctricos tienen sistemas de calefacción con bomba de calor. Una bomba de calor es más o menos lo que parece. Se trata de una bomba que toma aire o líquido caliente de una fuente y lo comprime para aumentar su temperatura. El aire o el líquido a mayor temperatura puede entonces circular alrededor de algo en lo que estás sentado, ya sea un coche o tu casa. Básicamente, es como el compresor de tu nevera, pero funcionando a la inversa.

¿Y si te quedas atrapado ahí fuera, intentando mantener el calor? ¿Qué pasa si, a pesar del frío y de la nieve, estás circulando felizmente en tu vehículo eléctrico y te encuentras con un atasco monumental provocado por la misma nieve? ¿Se va a quedar sin carga tu vehículo eléctrico con el frio antes de llegar a casa?

Afortunadamente, la respuesta parece ser no. Según la asociación de consumidores Which?, un VE medio tiene suficiente capacidad de batería para durar días cuando está parado. Which? simuló condiciones de atasco con un SUV eléctrico Volkswagen ID.4, poniendo en marcha el aire acondicionado y el equipo de música (con streaming), y reproduciendo un vídeo en los asientos traseros durante una hora, tiempo durante el cual la batería se agotó sólo un 2%. Con una carga completa de la batería de 77kWh del ID.4, eso significaría que no te quedarías sin energía durante 50 horas.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola, 👋 ¿Podemos ayudarte?