Síguenos

autonomía de un vehículo eléctrico
03Mar, 22 03/03/2022Coches Eléctricos

Conducir vehículos eléctricos es divertido, pero lo que acompaña a la diversión es la constante ansiedad por la autonomía de un vehículo eléctrico, que puede aumentarse de algunas maneras sencillas.

La mayoría de los fabricantes de automóviles han decidido hacer de los VE un proyecto de futuro. También se han prohibido los motores de gasolina en algunos países a partir del año 2025 o 2030. Para mantener a raya estas elevadas exigencias, los fabricantes están fabricando vehículos eléctricos cada vez más eficientes; el objetivo es conseguir el máximo rendimiento y mejorar la autonomía de un vehículo eléctrico.

Lo que viene con los VE es su batería y esta batería dispone de una autonomía limitada, y todo el mundo parece estar preocupado por cuándo se agotarán las baterías o cuánta carga les queda. Además, a diferencia de los motores de gasolina, los VE tardan bastante en recargarse, y la infraestructura a nivel mundial no está tan desarrollada como la de los surtidores de combustible para un motor de gasolina.

Mientras la infraestructura de recarga se desarrolla gradualmente con el tiempo, hay algunas medidas que los consumidores pueden tomar para asegurarse de que las baterías ofrecen un rendimiento óptimo y que la autonomía de un vehículo eléctrico se aprovecha al máximo. Conducir un VE tiene su curva de aprendizaje, ya que el cambio de un motor de gasolina tradicional a un vehículo impulsado por baterías puede ser un mundo aparte. Aun así, la mayoría de principios básicos de la conducción siguen siendo los mismos.

Una batería más grande implica mayor autonomía

La autonomía de un vehículo eléctrico esta relacionada con la capacidad de su bateria, uno debe elegir un vehículo con un paquete de baterías más grande si necesita una autonomía mayor en sus desplazamientos diarios. La mayoría de los modelos en el mercado ofrecen una variedad de tamaños de batería, y sus rangos difieren según la especificación seleccionada.

Aunque un paquete de baterías más grande puede tardar un poco más en cargarse, eso se gestiona planificando la ruta del vehículo. Si uno conoce los cargadores rápidos e incluso los supercargadores de su zona, puede afrontar el problema de la carga rápida, pero como todo el mundo no tiene acceso a un cargador rápido o a un supercargador, es aconsejable cargar la batería del vehículo siempre que el tiempo lo permita.

Por lo general, la gente carga cómodamente el vehículo por la noche en su vivienda o parking a través de un cargador tipo Wallbox, después de volver a casa de su trabajo o de sus desplazamientos diarios.

Además, los VE pueden cargarse durante las salidas, como en un centro comercial, un gimnasio o una cafetería, si hay un cargador eléctrico cerca. También en el puesto de trabajo, no sólo se ahorra mucho tiempo, sino que el propietario tiene la tranquilidad de que su vehículo se esta cargando mientras realiza su trabajo diario.

La frenada regenerativa ayuda a mejorar la autonomía de un vehículo eléctrico

Tal vez la diferencia más significativa que tienen los vehículos eléctricos con respecto a los de gasolina es el hecho de que disponen de frenado regenerativo. Lo que hace esta función es que cuando una persona está conduciendo el vehículo y levanta el pie del acelerador, el vehículo se ralentiza automáticamente, lo que hace que esa energía se utilice para cargar la batería. La frenada regenerativa puede ser una función muy útil en las ciudades, ya que hay mucho tráfico lento, y permite que las baterías se carguen bastante.

Sin embargo, la mayoría de los vehículos del mercado tienen diferentes niveles de frenado regenerativo, ya que es un poco difícil acostumbrarse a él si uno viene de un coche de gasolina estándar. Lo que hay que tener en cuenta es que los VE tienen una pérdida de autonomía muy considerable cuando se conduce cuesta arriba o en una pendiente. Al bajar una cuesta, el vehículo utiliza la frenada regenerativa para cargar las baterías.

Acondicionar la batería es esencial

Acondicionar la batería funciona en la mayoría de los casos, pero, hay quien lo considera una perdida de tiempo. Esencialmente significa que siempre hay que cargar los vehículos hasta el 80% y no el 100% máximo que ofrece el vehículo, estamos hablando de recargar en cargadores ultra rápidos instalados normalmente en la via publica. Hacer esto ahorra mucho tiempo y asegura que la batería no se sobrecaliente cuando se cargan al 100%.

Si hay que hacer un viaje largo que requiera el máximo uso de la batería y la autonomía, se puede cargar al 100%, pero una carga del 80% debería ser más que suficiente para la mayoría de los desplazamientos por la ciudad y preservar la vida de la batería y asegurarse de que no se dañe.

Cambiar el estilo de conducción mejora la autonomía de un vehículo eléctrico

La forma de conducir un coche de gasolina no es la misma que la de un coche eléctrico, aunque la idea fundamental de no pisar a fondo el acelerador sigue siendo la misma. Con los vehículos eléctricos que proporcionan un par motor instantáneo desde parado, es difícil controlar el impulso de pisar el pedal a fondo cada vez, pero si se quiere una mayor autonomía de las baterías, hay que tener el pie derecho ligero e ir con cuidado con el acelerador.

Utilizar el control de crucero es una forma excelente de garantizar que el vehículo haga un uso óptimo de la batería y que se aproveche al máximo la autonomía de un vehículo eléctrico. La planificación de la ruta es también un aspecto esencial de la conducción de un VE.

La infraestructura de recarga poco desarrollada mantiene al conductor en un punto en el que está constantemente preocupado por encontrar la próxima estación de recarga. Otros pequeños detalles son no llevar exceso de equipaje o carga en el vehículo, asegurarse de que la presión de los neumáticos es la correcta y utilizar el climatizador cuando sólo sea necesario.

Conducir un vehículo eléctrico puede ser mucho más divertido que la mayoría de los demás vehículos, ya que el propietario se involucra en la conducción y es más limpio para el medio ambiente, pero tener en cuenta la autonomía constantemente es una tarea difícil. Sin embargo, con tiempo y unas pautas básicas, se disfruta mucho de los desplazamientos en un VE sin tener que preocuparse por la autonomía de un vehículo eléctrico en exceso.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola, 👋 ¿Podemos ayudarte?