Síguenos

Industria del automóvil Rusia y Ucrania
26Feb, 22 26/02/2022Coches Eléctricos

La escasez de la industria del automóvil en todo el mundo se agravará, con la consiguiente subida de precios.

La incursión rusa en Ucrania esta semana ha provocado un frenesí en los mercados europeos y mundiales, mientras los fabricantes de automóviles trabajan para determinar el impacto de la guerra en la industria del automóvil, y de cualquier sanción económica contra la agresora Rusia, las líneas de suministro, la producción y la mano de obra, que ahora podría estar en peligro directo. Los fabricantes de automóviles europeos serán los más afectados, ya que las líneas de suministro de Ucrania y Rusia se congelan mientras se lanzan las bombas. Sin embargo, la enorme presencia manufacturera de Hyundai y Kia en Rusia representa ahora también un enorme dolor de cabeza para el grupo coreano.

Al parecer, varios fabricantes de automóviles de todo el mundo han suspendido los envíos de pedidos de los concesionarios locales a sus socios rusos, con efecto a partir del 24 de febrero, fecha de la invasión rusa, según cartas aparentemente enviadas por los fabricantes de automóviles y vistas por el periódico económico en lengua rusa Vedomosti.

Los concesionarios rusos de Audi y Chevrolet habrían recibido notificaciones, y Vedomosti afirma que VW y Skoda están preparando sus propias notificaciones. El Grupo Tata, de Porsche y Land Rover, también había detenido los envíos a partir de la fecha de la invasión rusa. Si todo esto es cierto, y es probable que lo sea, no está claro qué condiciones han forzado el cierre, pero probablemente no va a ser fácil pasar el coche por la aduana rusa en estos momentos.

El informe dice que Audi informará a sus socios sobre sus planes para reanudar los envíos en el futuro. Cualquier inventario de los fabricantes de automóviles que ya haya pasado por la aduana rusa seguirá siendo entregado. La rápida medida de detener los envíos a Rusia por parte de la mayoría de los fabricantes de automóviles es probablemente preventiva y temporal, y tiene más que ver con el establecimiento de nuevas opciones logísticas adaptadas a un entorno ahora en guerra, y en el entorno de las nuevas sanciones globales contra Rusia.

Obviamente, las empresas se enfrentan a la presión pública para no parecer demasiado cómodas con un agresor actual, por lo que la congelación de los envíos es probablemente un retraso indefinido hasta que todo el mundo se calme.

Si se pregunta si las sanciones del gobierno estadounidense y sus aliados contra Rusia agravarán aún más la actual escasez de semiconductores que sufre la industria del automóvil, la respuesta es, por supuesto. Aunque no entrarán en Rusia semiconductores ni las materias primas utilizadas para fabricarlos, gran parte de las materias primas proceden de Ucrania, que probablemente no las exportará durante un tiempo.

escasez de la industria del automovil

Hyundai y Kia en Rusia

El sector automovilístico coreano depende enormemente de los gases suministrados por Ucrania, como el neón, el criptón y el xenón, entre otros; todo, desde las células de las baterías de los vehículos eléctricos hasta los superconductores, están ahora en una línea de suministro aún más estrecha, y los precios subirán. Y hablando de gasolina, la que usas para llenar tu coche en el surtidor probablemente se encarezca en las próximas semanas, ya que los precios de la energía suben a nivel mundial, especialmente si las naciones europeas se abstienen de usar los combustibles rusos en respuesta a su ataque a Ucrania.

El Grupo Hyundai, a través del cual también opera Kia, se estableció por primera vez con una fábrica en San Petersburgo, Rusia, en 2010 y recientemente compró una antigua instalación de General Motors para renovarla para la producción del Hyundai Tucson, el Palisade y el Kia Sportage para su exportación a Norteamérica y el resto de Europa este año. La industria del automóvil combinada produce actualmente más de 230.000 coches al año en Rusia.

El Grupo Hyundai vendió 373.132 vehículos en el mercado ruso en 2021, lo que supone la mayor cuota de mercado; Hyundai representa el 10,3% y Kia el 12,3% de la cuota de mercado total de vehículos en Rusia.

El estallido de la guerra y la embestida de las sanciones económicas y financieras contra Rusia ponen ahora en peligro todo el negocio global de Hyundai y Kia y dañarán gravemente también la economía nacional coreana. El Korea Times afirma que “los conglomerados coreanos” vendieron a Rusia coches por valor de 2.500 millones de dólares en 2021, además de otros 1.450 millones de dólares en piezas y componentes de automóviles.

Los coches y sus piezas representaban hasta ahora el 44% del volumen anual de las exportaciones coreanas a Rusia, que probablemente se verán gravemente perjudicadas por las sanciones estadounidenses y europeas que pretenden recortar el comercio y perjudicar la economía rusa.

Hyundai y Kia en Ucrania

Hyundai también cuenta con una oficina de ventas local en Kiev, Ucrania, y Kia produce el sedán y el hatchback Rio en la fábrica ZAZ en Zaporozhye, Ucrania. El 28 de enero de 2022, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea anunció el estado de emergencia en la región y estableció planes para evacuar a los ciudadanos coreanos fuera de Ucrania, informa el Korea Times.

Hankook Tires, otra empresa coreana, evacuó su oficina de ventas en el país. Un funcionario de Hyundai ofreció que la empresa “ha estado vigilando de cerca la situación, ya que se espera que la crisis ruso-ucraniana provoque una caída económica y la debilidad del rublo”, en una declaración al Korea Herald.

La guerra en Ucrania también podría afectar gravemente a la producción mundial de células de baterías para vehículos eléctricos, ya que el país es el tercer productor mundial de níquel y aluminio, dos recursos muy valiosos en la industria del automóvil, ya que son necesarios en los componentes de las baterías y los vehículos eléctricos. Además, Ucrania produce casi el 70% del gas neón del mundo, necesario para componentes como los chips, que ya sufren una escasez que ha llevado el precio medio de las transacciones de vehículos nuevos en Estados Unidos a cotas increíbles. Es probable que este año no haga más que aumentar.

Ucrania es también un proveedor mundial fundamental de gases utilizados en todo tipo de equipos y componentes de alta tecnología, y la guerra obstaculizará gravemente esos suministros y probablemente hará subir los precios. Esto también tendrá un impacto específico en la economía coreana, ya que el país importa de Ucrania el 30,7% de su criptón, el 23% de su neón y el 17,8% de sus gases raros para la producción de componentes, según el Korea Herald. El fabricante de automóviles surcoreano SsangYong también importa de la región materias primas como el aluminio.

La Asociación de Fabricantes de Automóviles de Corea teme que hasta el 29 por ciento de las ventas de su grupo puedan caer este año, anticipando un impacto similar a cuando se produjo una caída del 62 por ciento en las exportaciones de automóviles tras la incursión rusa en Crimea en 2014, que también provocó sanciones internacionales contra Rusia.

Nuevas sanciones a Rusia afectan a la industria del automóvil

En respuesta a la invasión rusa de Ucrania, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció que atacaría inmediatamente la infraestructura central de las instituciones financieras y algunas económicas rusas. Las sanciones se dirigen a bancos como el Sberbank, respaldado por el Estado, el VTB Bank, el Otkritie, el Sovcombank y el Novikombank. La medida tiene por objeto prohibir cualquier operación con instituciones estadounidenses y congelar los activos estadounidenses que posean las empresas y sus ejecutivos.

Esta primera oleada de sanciones de Estados Unidos y sus aliados, anunciada el 24 de febrero, no apuntaba específicamente a la industria del automóvil rusa ni a ninguna empresa directamente implicada. Sin embargo, algunas empresas económicas importantes relacionadas con el automóvil fueron objeto de sanciones, como la compañía naviera rusa Sovcomflot y los ferrocarriles rusos, así como gran parte del sector energético ruso.

Rusia es actualmente el tercer proveedor mundial de níquel y proporciona el 40% de los recursos mundiales de paladio utilizados para la fabricación de catalizadores, según la NBC. A cambio, Rusia también depende de líneas de suministro extranjeras para hasta el 25 por ciento de su producción automovilística nacional, que podría verse fuertemente secuestrada por las nuevas sanciones. El grupo ruso Gaz ya ha anunciado que tendrá que detener la producción cuando se impongan sanciones a Rusia.

El analista Sam Abuelsamid, de Guidehouse Insights, dijo a la NBC que la gran cuestión de las sanciones se reduce a China: “Si imponemos fuertes sanciones a Rusia, podrían responder y cortarnos muchas de las cosas que necesitamos”, incluidas las placas de circuitos y otras materias primas, como el litio necesario para los vehículos eléctricos. Sin embargo, tras la primera oleada de sanciones, esto podría no ser un riesgo grave.

Los analistas de J.D. Power y LMC Automotive han rebajado la producción mundial de la industria del automóvil prevista para este año a 85,8 millones de unidades para 2022, lo que supone un recorte de 400.000 vehículos este año, señala Reuters. Sin embargo, todavía se espera que el volumen global de ventas de vehículos ligeros aumente un 5%.

Otros grandes fabricantes de automóviles mundiales, como Renault y sus marcas afiliadas, Stellantis y sus filiales, y Toyota, también tienen una importante presencia de fabricación en la región. Renault ya ha anunciado que la producción en sus instalaciones de Moscú, Rusia, tendría que parar del 28 de febrero al 5 de marzo, citando “controles fronterizos más estrictos en los países de tránsito y la necesidad forzosa de cambiar una serie de rutas logísticas establecidas”, pero sin mencionar directamente la invasión rusa de Ucrania, según Reuters.

El Grupo Renault obtiene el 8 por ciento de sus ingresos principales en Rusia, el segundo mercado más grande del fabricante de automóviles después de su casa de Francia. El principal fabricante de automóviles de Rusia, AvtoVAZ, también es parcialmente propiedad de Renault.

Stellantis tiene una fábrica de automóviles en Kaluga (Rusia), donde también fabrica modelos de Mitsubishi. Según los informes, la producción de coches Peugeot, Citroën y Opel se duplicó en Kaluga en 2021, y las ventas globales de Stellantis en Rusia crecieron un 65%. A principios de este año había planes para comenzar a exportar vehículos comerciales desde la fábrica, que ahora se han interrumpido.

El director general de Stellantis, Carlos Tavares, comentó la situación en una conferencia telefónica a principios de esta semana: “Si no podemos abastecer la planta, si esa es la realidad, tenemos que transferir esa producción a otras plantas, o simplemente limitarnos”, vía NBC. La fábrica sólo exportó unos 11.000 vehículos comerciales el año pasado, una fracción de los más de 2 millones de vehículos comerciales ligeros que vendió la empresa.

Un portavoz de Stellantis dijo que la empresa está “supervisando cuidadosamente la situación en tiempo real, y si es necesario tomaremos las medidas adecuadas en interés de nuestros empleados y sus familias. Actualmente no vemos ningún impacto significativo en nuestras operaciones comerciales, incluida nuestra planta de fabricación.”

Teniendo en cuenta la escasa cantidad de exportaciones comerciales de la fábrica de Kaluga, es más probable que la operación local rusa de Stellantis sea la más afectada, aunque los problemas más amplios de la cadena de suministro seguirán afectando negativamente a la cartera global de Stellantis.

Toyota lleva décadas construyendo el Camry en Rusia y tiene una fábrica en Shushary (Rusia) para la producción local. Hasta ahora no está claro cómo pueden verse afectadas las operaciones de Toyota en la industria del automóvil.

Aun es pronto para ver los efectos de las sanciones impuestas a Rusia en el ámbito de la industria del automóvil pero esta claro que los precios de los vehículos así como la energía usada para recargar los vehículos eléctricos subirán.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola, 👋 ¿Podemos ayudarte?