Síguenos

http://www.smartwallboxes.com/cargadores-coche-electrico/
05Nov, 21 05/11/2021Coches Eléctricos

En 1958, un anuncio ahora icónico de Rolls-Royce prometía a los pasajeros que, a pesar de su motor de aluminio de ocho cilindros, el ruido más fuerte sería el de su reloj eléctrico.

Seis décadas después, la tecnología moderna está cumpliendo esa promesa. “Henry Royce construyó esos coches para que fueran silenciosos”, dice David Lorenz, fundador del taller de automóviles de lujo Lunaz. “Ahora, podemos hacerlo realidad”, el coche clásico eléctrico esta de moda.

Fundada en 2018, en Silverstone, Inglaterra, Lunaz se especializa en convertir un coche clásico en un coche clásico eléctrico, hablamos de coches clásicos de alta gama, desde un Rolls-Royce Phantom de seis plazas hasta el favorito de James Bond, el Aston Martin DB5, es una de las crecientes empresas que ofrecen este tipo de servicio.
Lorenz dice que los motores eléctricos pueden hacer que los coches clásicos eléctricos requieran poco mantenimiento y sean fáciles de usar para “preservar estos coches para las generaciones futuras”.

¿Por qué convertir tu coche clásico en un coche clásico eléctrico?

Los vehículos eléctricos, o EVs, ofrecen una variedad de beneficios, dice Dominic Dattero-Snell, un investigador de doctorado de ingeniería en la Universidad de Cardiff con experiencia en el transporte sostenible. Los vehículos eléctricos no emiten gases de escape, son menos contaminantes y su repostaje es más barato que el de los coches de gasolina o diésel y es posible recargarlos cómodamente en casa con un punto de recarga o Wallbox.
Lunaz realiza 120 transformaciones de coches al año en su taller de Silverstone (Inglaterra).

conversion coche clasico a electrico


Pero, según un análisis de 2018 de la organización británica sin ánimo de lucro Zemo, aunque un nuevo vehículo eléctrico producirá en general menos emisiones de dióxido de carbono (CO2) que un coche de gasolina a lo largo de su vida útil, la fabricación puede suponer el 20% de las emisiones asociadas a un vehículo eléctrico (dependiendo de la fuente de electricidad). La fabricación de vehículos eléctricos en Europa genera dos toneladas métricas de CO2.

Convertir un vehículo existente evita la fabricación, y reciclar los coches viejos es un uso más eficiente de los recursos, dice Dattero-Snell. “No tener que extraer nuevas materias primas en la producción de un vehículo prácticamente nuevo y funcional es una gran ventaja”, añade.

Una actualización de lujo

En la conversion a coche clásico eléctrico además de sustituir el motor de combustión por su propia cadena cinemática eléctrica, Lunaz desmonta el coche para realizar una completa “restauración de tuercas y tornillos” que reconstruye el coche con comodidades modernas según las especificaciones del cliente.
Aunque los talleres de transformación de vehículos eléctricos no son nada nuevo -Green Shed Conversions, de Florida, se creó en 2006, y OZ Motors, con sede en Japón, lleva transformando coches desde 2010-, cada vez hay más entusiasmo en torno a este sector.
“El mayor cambio es la cantidad de capital que se está invirtiendo en este espacio de mercado”, dice Lorenz, que está impulsando el desarrollo tecnológico y el crecimiento de las empresas de conversión. Lunaz ha recibido inversiones de notables patrocinadores, como la familia Barclays, la familia Reuben (al parecer, una de las más ricas del Reino Unido) y, más recientemente, David Beckham, que compró una participación del 10% en la empresa.


La inversión de David Beckham en Lunaz se produce en un momento en que la empresa, fundada por David Lorenz y Jon Hilton, se expande hacia los vehículos comerciales, como los camiones de basura.

Su fábrica puede convertir 120 coches al año, pero Lorenz insinúa una futura expansión. Las conversiones de estos vehículos de lujo no son baratas, ya que oscilan entre 250.000 dólares y más de un millón. Pero eso no ha frenado el negocio, dice Lorenz: la empresa está al completo para el próximo año.

La conversión “para todos

Mientras Lunaz atiende a un nicho de mercado de lujo, otro entusiasta de los coches clásicos con sede en el Reino Unido está buscando una solución más “cotidiana” para la conversión del coche clásico eléctrico.
Matthew Quitter convirtió su propio Morris Minor de 1953, lo que le inspiró para poner en marcha su tienda de conversión de coches clásicos a EV London Electric Cars en 2017.

Los 16 proyectos en los que Quitter está trabajando actualmente costarán a los propietarios desde 30.000 libras esterlinas (34.940 euros) hasta 200.000 libras esterlinas (232.900 euros), pero dice que le gustaría que esa cifra bajara a 5.000 libras esterlinas (5800 euros) y 10.000 libras esterlinas (11.600 euros) para satisfacer la demanda de la “conversión asequible.”

coche clasico a coche electrico

Señala que los compromisos medioambientales que los países de todo el mundo han contraído en los últimos años son un factor que explica el aumento del interés. A nivel mundial, el transporte representa alrededor del 20% de las emisiones de CO2, y los vehículos de pasajeros por carretera, incluidos los coches y las motocicletas, suponen el 45%. En 2020, Europa anunció planes para eliminar las ventas de vehículos con motor de combustión en la próxima década, lo que ha hecho que los VE sean más atractivos para el público. Al menos otros 11 países han anunciado planes similares de retirada progresiva de las ventas de coches nuevos con motor de combustión para 2030, y otros más para la década siguiente.
London Electric Cars afirma que las conversiones a VE podrían ser una alternativa sostenible al desguace de vehículos.

El apetito por los vehículos eléctricos se demuestra en el rápido crecimiento del parque mundial de automóviles eléctricos, que aumentó un 43% en 2020, incluso cuando las ventas totales de automóviles cayeron un 16%. Pero Quitter afirma que, para que los países cumplan sus compromisos de reducción de emisiones, no bastará con comprar nuevos coches eléctricos.

motor electrico en coche clasico


“Si queremos cumplir nuestras obligaciones de reducir las emisiones de CO2 para 2030, tendremos que desechar un gran número de coches, porque tienen motores de combustión”, afirma.
Dattero-Snell, investigador en ingeniería, está de acuerdo en que la reconversión de vehículos eléctricos podría ser una “potente alternativa” a los actuales planes de desguace. Añade que, aunque los debates sobre la conversión suelen centrarse en el mercado de los coches clásicos, el concepto podría aplicarse a un mercado de masas.
Es algo que Lunaz ya está estudiando: no se trata de coches de lujo, sino de vehículos comerciales, como los camiones de la basura.


Muchos coches y vehículos industriales se desechan antes de completar ni siquiera el 10% del kilometraje para el que fueron construidos, y es ahí donde la conversión a EV puede ofrecer una solución, dice Lorenz. “No podemos limitarnos a desechar esos vehículos. Tenemos que salir de esa mentalidad de compra de nuevos”.

Polémicas sobre el coche clásico eléctrico

Pero las conversiones de vehículos eléctricos aún no son una alternativa fácil a los planes de desguace, ya que son caras y pueden requerir miles de horas.
Los coches clásicos son el banco de pruebas perfecto para estas conversiones, ya que los beneficios en términos de mayor fiabilidad y utilidad de los vehículos son más pronunciados, y el valor sentimental hace que los propietarios estén más dispuestos a invertir.
Sin embargo, las conversion de un coche a un coche clásico eléctrico no esta exenta de polémica.
Lunaz se centró inicialmente en los coches británicos, convirtiendo Jaguares, Rolls-Royces y Bentleys, a continuación, dice que trabajará en la serie DB de Aston Martin.

Algunos grupos de entusiastas de los coches, como la Federación de Clubes Británicos de Vehículos Históricos, creen que los vehículos antiguos no deberían cumplir las normas de rendimiento, seguridad vial y medio ambiente que se aplican a los coches modernos.
“Siempre habrá una reacción de un segmento de puristas que consideran que las modificaciones extensas de un coche clásico eléctrico dañan el valor histórico de un vehículo, lo cual entiendo en cierto modo”, dice Dattero-Snell.
Para algunas personas, las conversiones de vehículos eléctricos destruyen el alma de un coche. En el Reino Unido, los coches clásicos representan sólo el 1,8% de los vehículos matriculados y suponen un escaso 0,2% de los kilómetros recorridos anualmente, por lo que existe un argumento de peso para afirmar que estas conversiones a motor eléctrico tienen poco impacto en el medio ambiente.


Pero los conductores no sólo piensan en los posibles beneficios medioambientales, sino también en el rendimiento y la percepción.
Hace cinco años, el fabricante de motores eléctricos Electric GT contrató a la empresa californiana EV West para convertir un Ferrari 308 GTS quemado de 1978, más o menos cuando el jefe de Ferrari, Sergio Marchionne, dijo que un Ferrari eléctrico sería “obsceno”.

La conversión fue una primicia mundial y, en 2018, batió al modelo original en una prueba en pista por 10 segundos, demostrando que no solo los coches eléctricos podían ser tan buenos como los de gasolina, sino potencialmente incluso mejores.
Lunaz también quiere mejorar la experiencia de conducción desde todos los ángulos. Los propietarios suelen tener apegos sentimentales a sus motores, y para Lorenz, la belleza estética de los coches clásicos “nunca se podrá reproducir en un coche clásico eléctrico”. Pero hacer que los coches antiguos sean más fáciles de usar y mantener es esencial para su longevidad, dice, y añade: “Una vez que te pasas a lo eléctrico, no vuelves atrás”.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola, 👋 ¿Podemos ayudarte?