Síguenos

comprar un coche eléctrico
08Nov, 21 08/11/2021Coches Eléctricos

¿Está pensando en dejar la gasolina y el diésel? Esta guía le ayudará a tomar una decisión a la hora de comprar un coche eléctrico.
A pesar de la caída de las ventas de coches nuevos, las ventas de vehículos eléctricos (VE) están aumentando y los VE representan más del 15% del mercado de coches nuevos. Si se combinan con los híbridos normales, la cuota se eleva a más del 30 %, por lo que uno de cada tres compradores de coches nuevos ya no opta por un coche de gasolina o diésel.

En las carreteras españolas circulan unos 57.000 vehículos eléctricos, y en lo que va de año se han vendido 15.000. Pero el coste y la recarga siguen siendo los mayores obstáculos a la venta y aún queda mucho camino por recorrer antes de que las cifras parezcan remotas para cumplir el objetivo de Europa para 2035.

Sin embargo, no hay duda de que la transición a los vehículos eléctricos está en marcha y los concesionarios de todo el país confirman que una proporción significativa y creciente de las nuevas consultas se refieren a comprar un coche eléctrico.

Así que si estás pensando en sustituir tu coche de gasolina o diésel, a continuación te presentamos 10 de las preguntas más frecuentes de los consumidores, y sus respuestas:

¿Son los coches eléctricos más caros que los de gasolina y diésel?

Sí, los coches eléctricos nuevos son más caros que los coches de gasolina y diésel de tamaño similar. La versión eléctrica del 2008 de Peugeot, uno de los vehículos eléctricos más asequibles, parte de 28.150 euros, mientras que la versión de gasolina cuesta desde 20.639 euros y la diésel, 24.400 euros. Por tanto, los coches eléctricos nuevos son caros, pero los hay de segunda mano y es una muy buena opción que tener en cuenta a la hora de comprar un coche eléctrico.

¿Se abaratarán los coches eléctricos? Y si es así, ¿cuándo?

Sí, es probable que el coste de los vehículos eléctricos baje en los próximos años y que alcancen la paridad de precios con los coches de gasolina y diésel. Mientras tanto, conviene recordar que, a medida que los precios se reduzcan, también lo harán las subvenciones y ayudas del Gobierno. Por el momento, puedes beneficiarte de hasta 7.000 euros en subvenciones y desgravaciones en el impuesto de matriculación, además de que el plan MOVES III ofrece una subvención de hasta un 80% para la compra e instalación de un cargador doméstico.

¿Cuál es la autonomía de los vehículos eléctricos? ¿Es suficiente?

En lo que respecta a la autonomía, hay que ser realista en cuanto a la cantidad de viajes que se realizan. Los datos de viajes de la Oficina Central de Estadística sugerían que la mayoría de la gente no se aleja demasiado de casa; según la Encuesta Nacional de Viajes de 2019, la distancia media de los viajes fue de solo 13,7 km. La mayoría de los nuevos VE del mercado tienen una autonomía superior a los 300 km y hay muchos que recorren 400 km con una sola carga.

¿Dónde se recarga y cuánto tiempo se tarda?

La mayor parte de la carga se realiza en casa o en el lugar de trabajo y es tan fácil como cargar un teléfono móvil. Los coches eléctricos se cargan a ritmos diferentes, según el modelo, pero en general un VE necesitará toda la noche para cargarse completamente en un cargador doméstico. Hay tres tipos de cargadores públicos: los estándar tardan hasta ocho horas; los rápidos cargan de 0 a 80 por ciento en 30 minutos; y los de alta potencia añaden 100 km en tan sólo seis minutos.

Pensando en comprar un coche eléctrico ¿Son rentables los vehículos eléctricos?

Los costes iniciales de los vehículos eléctricos pueden ser elevados, pero es en el coste total de propiedad donde los coches eléctricos tienen realmente sentido. Con la actual tarifa nocturna, el coste de cargar completamente, por ejemplo, un Hyundai Kona con una autonomía de 449 km es de unos 6 euros, por lo que es considerablemente más barato que la gasolina o el diésel.

¿Cuál es la diferencia entre eléctrico y electrificado?

Si estas valorando comprar un coche eléctrico, debes conocer los términos “eléctrico” y “electrificado”, que significan cosas muy diferentes, pero a menudo se utilizan como si fueran intercambiables. Básicamente, el término eléctrico se refiere a un coche que se puede enchufar, es decir, un híbrido de batería o enchufable, mientras que un coche electrificado tiene un motor eléctrico en alguna parte del tren de transmisión, como un híbrido normal.

¿Se degradará la batería como la de mi smartphone?

Según el Consejo Internacional de Transporte Limpio (ICCT), la batería de un vehículo eléctrico suele durar toda la vida útil del coche, es decir, 150.000 km. La mayoría de los fabricantes de coches garantizan las baterías durante unos cinco u ocho años y 150.000 km. En el futuro, la tecnología avanzada de las baterías y las técnicas de fabricación seguirán mejorando su vida útil. Si vas a comprar un coche eléctrico de segunda mano, en cualquier taller que preste servicio a los vehículos eléctricos se puede comprobar la degradación de la batería.

¿Son realmente buenos para el medio ambiente?

Puede que comprar un coche eléctrico no genere emisiones en el tubo de escape, pero las fuentes de energía de las baterías, el reciclaje de sus componentes y la fabricación de los vehículos y las baterías contribuyen a las emisiones de carbono. Obviamente, si la fuente de energía para alimentar el coche no es renovable, las emisiones de CO2 serán mucho mayores.

Además, la extracción, el refinamiento, el transporte y la fabricación de las baterías de iones de litio también son motivo de preocupación, ya que el proceso consume mucha energía y la extracción de muchas de las materias primas plantea problemas éticos y medioambientales. Un paso importante es la propuesta de regulación de las baterías de la Comisión Europea, se trata de la primera ley de baterías sostenibles del mundo, cuyo objetivo no es sólo garantizar unas técnicas de extracción éticas, sino también reducir la demanda de minería mediante un reciclaje más eficaz de las materias primas.

De cara al futuro, se están explorando posibles alternativas a las materias primas, como el desarrollo de una nueva batería de iones de sodio por parte de CATL, un gigante chino de las baterías.

¿Se deprecian rápidamente los coches eléctricos?

En general, los coches eléctricos se deprecian más o menos al mismo ritmo que los de gasolina y diésel y, del mismo modo, algunos modelos mantienen su valor mejor que otros. Sin embargo, la depreciación futura de los coches de gasolina y diésel se verá muy afectada por la política gubernamental de los próximos años. Es probable que ambos sean más caros de poseer y manejar, por lo que es probable que los coches eléctricos sean más resistentes a perder valor a largo plazo. Es algo a tener muy en cuenta si tienes intención de comprar un coche eléctrico.

¿Vamos a tener un millón de vehículos eléctricos en la carretera en 2035?

No hay duda de que el plan de tener un millón de VE en nuestras carreteras para 2035, tal y como se confirma en el Plan de Acción Climática de 2021, es muy ambicioso, pero es mucho mas alcanzable ahora que cuando se planteó por primera vez en 2019. La UE ha formalizado la prohibición en 2035, enviando así un claro mensaje a los fabricantes de automóviles de que no hay futuro para la gasolina y el diésel en el continente. Los fabricantes de automóviles también están fijando sus propias fechas para la desaparición de la gasolina y el gasóleo. Ambos acontecimientos tendrán un impacto significativo en la disponibilidad de los coches durante esta década.

Entonces, ¿debería comprar un coche eléctrico ahora o debería esperar? Si tienes acceso a un cargador doméstico y puedes permitirte un coche eléctrico nuevo o de segunda mano, tiene sentido dar el salto.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola, 👋 ¿Podemos ayudarte?